el gran reto será decidir si se distribuye para consumo humano o para la agricultura