Docentes e investigadores universitarios respaldan la postura de la Casa Rosalina de defender la autonomía y el honor de 150 años de historia