Por tal razón acudimos al Tribunal Estatal Electoral de Sinaloa a reclamar nuestros derechos políticos”: Regidores electos de PAS y MORENA.

Acudimos al Tribunal Estatal Electoral de Sinaloa para reclamar que se nos haga partícipes en el proceso de entrega-recepción del Ayuntamiento de Mazatlán tal y como lo establece la ley, para lo cual hemos interpuesto un juicio de protección de derechos políticos electorales.

La actitud del Guillermo Benítez hace sospechar que algo esconde, dado que se quebranta la Ley de Entrega Recepción en el puerto, y en atención a esta actitud los regidores electos hacemos el compromiso de que no seremos comparsa del alcalde electo.

El próximo gobierno de Mazatlán no será ejercido por un solo hombre, sino por un cabildo en pleno, por hombres y mujeres electos por la voluntad ciudadana. Al establecer una demanda ante el Tribunal Estatal Electoral de Sinaloa por incumplimiento en el proceso de Entrega-Recepción del municipio para conocer la situación que guarda la administración, ediles del PAS y de Morena, indicaron que también ellos tienen los mismos derechos y obligaciones que el alcalde Luis Guillermo Benítez Torres.

La denuncia es firmada por los regidores electos del PAS, América Cinthia Carrasco Valenzuela, Francisca Osuna Velarde, Jesús Osuna Lamarque, Reynaldo González Meza y Jesús Rafael Sandoval Gaxiola, asimismo, se suma el edil electo de Morena, Roberto Rodríguez.

Explicaron que no es un pleito con la persona del alcalde en funciones, sino una forma de evitar que se repitan situaciones como los que ya se han tenido en el pasado con la síndica procuradora Elsa Bojórquez, quien lo acusó de bloquear sus funciones.

Regidores del PAS y Morena, argumentaron que Benítez Torres incumple con Ley de Entrega y Recepción de los Asuntos y Recursos Públicos del Estado de Sinaloa y con el Reglamento de este municipio los cuales le imponen la obligación de realizar el proceso de entrega y recepción y al no hacerlo quebranta los derechos políticos electorales de los regidores, e incluso de toda la ciudadanía.

De acuerdo a las leyes vigentes, el ayuntamiento saliente está obligado a partir de un mes antes del inicio de la nueva administración a establecer los protocolos de entrega-recepción. Al no acatar estas disposiciones, el alcalde en funciones “impide a los regidores conocer del estado que guarda la Administración Municipal saliente.

Ante esta grave omisión, los regidores afirmaron que se podría impedir el acceso legal al cargo no solo al alcalde, sino a los propios regidores, electos por la voluntad de los ciudadanos.

Comparta con sus amigos









Submit