La Platanera, Culiacán, Sinaloa. -Investigación Especial- “Orler, Servicios y Construcciones” es la empresa que recauda el pago de cuotas de peaje en la autopista Benito Juárez y está convertida en un abusivo fraude contra los viajeros.

Esta empresa concesionaria, ha venido dejando en estado de indefensión, sin un Auxilio Vial en caso de accidentes como ponchaduras o descomposturas de los vehículos, no tiene un servicio de primeros auxilios para casos de emergencia, no hay refugio para los automovilistas en espera de apoyo, en sus garitas no tiene servicios sanitarios, tampoco hay teléfonos públicos para el conductor que lo requiera y la Policía Federal de Caminos permanece estacionada en las casetas, como aparente vigilante de las cajas, abandonando su tarea de patrullar la carretera.

El peligro y sufrimiento de los viajeros se vuelve un calvario cuando transitan de noche y por desgracia sufren un desperfecto que les obliga a detener sus unidades en pleno llano, sin vigilancia de policía ni tampoco un servicio de mecánica, cambio de neumáticos, ni tampoco de un vehículo de remolque que traslade un automóvil hacia un lugar seguro en tanto llega un servicio particular de ayuda desde la ciudad.

Según el portal de esta empresa “se especializa en la operación de autopistas y cuenta con procesos operativos altamente depurados que garantiza el óptimo funcionamiento carretero y sus instalaciones, pero las rúas lucen invadidas de baches peligrosos y sus oficinas permanecen cerradas con el único acceso de sus empleados mediante el uso de huellas digitales.

“El usuario gozará de atención inmediata en el camino, ya sea por descomposturas, fallas mecánicas o accidentes”, reza su misma página, pero en el tramo Las Brisas-Culiacán sólo dispone de un vehículo y un tripulante, sin herramienta básica ni los instrumentos necesarios y su asistencia tarda hasta dos horas en acudir al lugar de un emergencia.

Esta compañía asegura también que en cada plaza de cobro hay buzones para depositar quejas y sugerencias, pero el usuario de la autopísta no los encuentra al acudir en busca de auxilio y si sufre un desperfecto durante la noche se ve obligado a permanecer a la intemperie esperando que acuda una grúa o un servicio de mecánica que la compañía no le ofrece.

“No traemos nada para ayudarlos. Hace poco ahí en ese patio había unas llantas usadas que quise subir para traer en caso de emergencia y me las negaron, pero a los días llegó el carro de la basura y se las llevó”, lamentó Jesús “N”, operador del llamado Auxilio Vial, mientras uno de los viejos veladores que labora en la caseta de “La Platanera” se quejó de la carencia de los mínimos servicios para el viajero.

Pero “Servicios y Construcciones Orler, S.A. de C.V.” presume estar certificada por la Norma ISO 9001-2008 y en su portal luce el logotipo de BANOBRAS y el Escudo de Sinaloa.

Comparta con sus amigos









Submit